viernes, 17 de agosto de 2012

GRAVÍSIMO ATAQUE SUBVERSIVO DE LOS CANILLITAS A MI GRUPO.



Esto han publicado los subversivos del Sindicato de Canillitas:


Durante más de 50 años nuestro sistema fue liderado por el grupo Clarín. “El Grupo” como
comúnmente se lo suele llamar, no es muy adepto a buscar consenso dentro del sistema. Impone sus reglas a cualquier precio, cueste lo que cueste y caiga quien caiga. Sin embargo, desde el 17 de Octubre del 2006 se encontró con una Sindicato que paulatinamente fue recuperando el terreno perdido en lo gremial, organizativo y político.Por todos es conocido el fuerte lobby que ejerció para que no logremos la ley de la actividad.Ese mismo lobby también lo aplicó cuando el 7 de Noviembre del 2007 los vendedores recuperamos nuestro Día de Descanso, luego también ratificado por Ley. A mediados del 2008, Clarín se enredó en una pelea sin cuartel con el Gobierno Nacional. Como era de esperar, la labor periodística pasó a segundo plano y todo se circunscribió al “palo por palo”. Eso produjo una caída en las ventas del diario. Los lectores, ávidos de información confiable, fueron mutando a otros matutinos. Así La Nación con su Club de Lectores fue capitalizando lectores en una guerra que le era ajena. Aunque el Instituto de Verificación de Circulación (IVC) intente enjuagar los últimos datos, Clarín ya no estaría superando los 150 mil ejemplares por día de lunes a viernes, lejos de los 260 mil del 2008. Si bien la pérdida de lectores en general es importante y constituye una de las razones de la baja venta de Clarín, la principal causa es la emigración de los lectores hacia Tiempo Argentino y La Nación. “Hoy la relación no es más 3 a 1 (tres Clarines vendidos por cada Nación) ni siquiera es 2 a 1, si seguimos con esta tendencia a fin de año Clarín y La Nación van a vender lo mismo” asegura –planilla en mano- el responsable de la distribución en gran parte del Conurbano bonaerense.

Desde la organización gremial lo explican en términos políticos. “La Nación tiene en claro los intereses que representa, nadie puede confundir la ideología y pensamiento de un diario que durante 142 años defendió el mismo modelo de país, que por supuesto está en las antípodas del pensamiento de los trabajadores pero que es claro desde que lugar le habla a sus lectores”. Pero todo no es política a la hora de enumerar los éxitos de La Nación. El matutino supo reconvertir su diario a tiempo. Mas ágil y dinámico que su inmediato competidor supo armonizar sus múltiples plataformas (gráfica e Internet) sumado a los importantes beneficios del Club de Lectores



Acá está el texto de la infamia, en la página 12.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada