miércoles, 8 de mayo de 2013

Un gesto que me enaltece: echo gente a la calle para salvar este foco de resistencia republicana que es mi Grupo.


No repartí las ganancias siderales que ha tenido y tiene mi grupo porque me parece un gesto de altanería y soberbia. En cambio, es de humildes y probos echar gente a la calle cuando viene la época no tan buena. La idea, en todo caso, es moralmente irreprochable: salvar a mi Grupo para que siga siendo la resistencia al avance diktatorial. Otro gesto que me enaltece.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada