sábado, 10 de noviembre de 2012

La agresiones a la prensa en el 8N: los periodistas algo habrán hecho.


Durante mi marcha del 8N, hubo periodistas desubicados que pretendieron preguntarle a mi gente por qué participaba de la convocatoria, en lo que constituyó una evidente provocación. Y las provocaciones deben ser respondidas con voz firme, gritos, golpes y botellazos. BASTA DE EMBESTIR CON PREGUNTAS A MIS CACEROLEROS. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada